Ponte en mi lugar

Ponte en mi lugar

El pásado 29 de octubre acudimos al Instituto Alto Almanzora, ubicado en el municipio de Tíjola (Almería). Allí, con el alumando del Ciclo Medio de Atención a personas en situación de dependencia, pusimos en práctica un juego de rol, en donde el grupo de estudiantes representó a los distintos actores partícipes en crisis humanitaria en el campo de la salud y el acceso a medicamentos en diferentes contextos. De esta manera, las personas asistentes pudieron entender el papel que estos actores juegan en situaciones de crisis, reflexionando y debatiendo sobre qué se debería hacer y cómo.

Alumnos escribiendo

«Esta dinámica les permitió relacionar todo lo aprendido con una situación real.»

Además, como lo trabajado en las sesiones anteriores les había familiarizado ya con algunos conceptos relacionados con el acceso a medicamentos, el derecho a la salud y las crisis humanitarias, esta dinámica les permitió relacionar todo lo aprendido con una situación real. Una forma muy diferente de conocer el mundo relacionado con su futura profesión: vivencial, interactiva, participativa e innovadora.

En concreto, el juego comenzó planteando un caso de crisis humanitaria, explicando los problemas de salud asociados a ella, cómo afectaba esto a la población y las distintas dificultades que pueden surgir de la situación. A continuación, se repartían los roles de los distintos entes que juegan un papel clave en este tipo de situaciones. Desde los actores sociales (colectivo feminista, movimientos sociales, onegés…), instituciones internacionales (Banco Mundial, OMS, OMC…) o farmacéuticas (empresas y laboratorio de patentes), entre otras.

Una vez entendido y asumido por cada participante su rol, debían resolver el problema siendo fiel a los objetivos que les fijaba el papel, usando sus distintas habilidades, así como planificando estrategias para superar los distintos eventos y crisis, y debatiendo sobre cómo actuar, comprendiendo y familiarizándose con el lenguaje institucional, muchas veces confuso para muchas personas.

Fue una sesión muy interesante para el alumnado, donde para concluir la mayoría de los casos de crisis humanitarias tuvieron que plantear soluciones a través del diálogo y la colaboración entre los distintos actores.

Jorge González, voluntario de Farmamundi Andalucía.
“Ojalá fuese así de fácil en la realidad” decía una alumna.

Deja un comentario